14 agosto 2015

Quinceañera

En septiembre del 2000 partí de Buenos Aires con la idea de vivir en Madrid.
En el camino tocaría algunos países americanos dando talleres y jugando con las entonces incipientes compañías continentales. Como en una buena impro, los pocos planes que tenía se modificaron en el camino. Surgió un espectáculo unipersonal; México, de escala se convirtió en casa durante cuatro años, organizamos allí el legítimo Primer Mundial de Impro en español; y tantos etcéteras. Ya en el 2004, vino Madrid, re-descubrir Italia, festivales, continentes, espectáculos, publicar un libro...
Quince años de aquella partida a Colombia con Sucesos Argentinos, de aquellos días colaborando con el nacimiento de Acción Impro (Medellín).
Quince años, la quinceañera.
Haciendo honor a mis orígenes, celebraré por lo alto este número tan preciado entre las señoritas latinoamericanas. Será, como no puede ser de otra manera, improvisando, improvisando desaforadamente, en maratones de al menos diez horas con amigos, colegas, alumnos y con quienquiera.
Nos esperan, y te invito a ellas, jornadas maratónicas desde el 12 de septiembre en Madrid, México, Costa Rica, Italia, Argentina y tal vez otros puertos.

¿En qué consisten las maratones de Impro?
En particular estas serán, por ejemplo, diez horas ininterrumpidas de Impro en las que se podrán ver formatos clásicos y experimentales y hasta habrá una suerte de karaoke en el que los improvisadores –o incluso el público– podrán elegir ejercicio de Impro y subir al escenario a jugarlo, habrá incluso espacio para que los alumnos presenten sus propuestas en formatos de hasta veinte minutos. Pasaremos la noche improvisando con el público libre de entrar, salir, permanecer. Franceses y anglosajones acostumbran a hacerlas y superan cada año el récord de horas, nosotros vamos por una digna decena de horas para empezar.



A todos mil gracias, en especial a Ed. quien me acompaña con amistad personal y gráfica y es el autor de esta imagen tan quinceañera.
Los espero, nos espero.
Omar