06 mayo 2008

Jogando finales

Conocí en persona a los "Jogando no Quintal" en el Festival Iberoamericano de Bogotá, en marzo. Allí, llegaron con su espectáculo de clown e Impro, y jugaron en español al Match.
Alcanzaron la final del cuadrangular junto a Acción Impro, de Medellín.
Brasil vs. Colombia, definición inédita arbitrada por el polémico uruguayo Héctor Rafael Altamirano, y con el voto de más de setecientos aficionados en las gradas.

Por primera vez en la historia de festivales y festivaletes en este idioma, ganó un visitante.
Brasil campeón. Mejor dicho: "Jogando" campeón, pues lo cierto es que los torneos lo juegan compañías, no selecciones de los países. Quizá la única vez que se encontraron lo más parecido a seleccionados, fue en México '04; pero de eso hablaremos en otra entrada.

Semanas más tarde, en México, la final del FIIMEX enfrentó a dos visitantes; otra vez Altamirano arbitrando y otra vez jugando Colombia (La Gata, de Bogotá); ahora ante los Improvisa2 de Argentina. La Gata se llevó el trofeo.

Una década atrás, con Sucesos Argentinos, presenciamos en Francia cómo la Liga Italiana ganaba una final ante Canadá; en un Mundial en el que el anfitrión presentó dos selecciones... ¡y ninguna resultó finalista!.

Tal vez esto, que recién ahora sucede de este lado del Atlántico, sea una señal de un mayor conocimiento por parte del público, de los mecanismos del juego. Quizá sea así.
Pero no deben pasarse por alto determinados factores de los ejemplos precedentes:

-El público agradece y premia el enorme esfuerzo de quien juega en una lengua
distinta a la suya: Brasil en Colombia, Italia en Francia.

-En México, La Gata resultó un invitado de lujo; se notaba en escena tanto camino andado, tanto festival internacional jugado.



Vaya esta breve reflexión como saludo a los Gatos y a los Jogando, a quienes volveré a encontrar en unos días, cuando los visite en Sao Paulo para compartir trabajo y sonrisas.

* * * * *

1 comentario:

Val dijo...

abrazofragilisticoespialidoso!